Diagnóstico

Las preparaciones diagnósticas son esenciales para una irradiación dirigida y exitosa. Cada paso individual requiere un alto grado de precisión y minuciosidad, por lo que el diagnóstico dura un total de dos a tres días.

El primer paso es aclarar las perspectivas de éxito de la terapia de protones. En el segundo paso, el objetivo de la irradiación se define en un procedimiento complejo. La precisión resultante está en el rango de décimas de milímetro.